viernes, 30 de junio de 2017

Poemas por: Yolanda Delgado


LAS   DOS   ORILLAS 





Si la vida está  dividida en realidad  y  sueño
¿qué importa en cuál de las dos me perteneces?

¿Qué importa que los caminos a tu  lado
no tengan sol si tienen claridad  de  luna?

¿Qué importa que duerman palomas y  ruiseñores
si al ir de tu mano
vemos los asombrados  ojos del  búho 
y se   enciende a nuestro paso
un río  de luciérnagas?

¿Qué importa, amor,
en cuál   de las dos   orillas   me ames
si despierto a la vida
cargada de tus besos?




CUANDO EN LA MITAD DE LA VIDA




     "  Cuando en la mitad de la vida
         llega una palabras   jamás  pronunciada "
                                         Álvaro   Mutis


Un día en   el vacío de la tarde
alguien me regaló una palabra pulida, reluciente
La   inventó   para mi
la pronunció pura, sin aristas
para que yo la oyera  con todo lo que soy

Y   oí  el  " te amo" como antes nunca nadie lo escuchó
como jamás lo había pronunciado boca alguna

Todavía la  guardo en la  memoria
como el momento   más bello y fugaz de mi existencia





PERVIVO




En  nuestras miradas  hay un vacío
en las palabras se ha incrustado  el silencio
una barrera traslúcida  de indiferencia nos cobija

Cuando caminamos juntos
el espacio que nos separa
es más grande
que la circunferencia de la tierra

Más tú y yo sabemos
que  en medio del vacío 
y en el silencio de las palabras
habitamos los dos inseparables

viernes, 9 de junio de 2017

Cali, la bella Sultana del Valle, 2017

Créditos para los autores: CYGNUS HD FOTOGRAFÍA Y VIDEO AEREO

Hermosas imágenes de Cali !

jueves, 25 de mayo de 2017

PEDRO PÁRAMO




PEDRO PÁRAMO

Comentario por: Gloveta

En el centenario del nacimiento de Juan Rulfo (16 de mayo de 1917- 7 de enero de 1986) qué mejor homenaje podemos hacerle que leer su obra. Por eso, he releído “Pedro Páramo”, obra que fue además texto académico por excelencia en los colegios de bachillerato. Y con toda razón, este libro está catalogado como una de las obras más preciadas de la literatura universal, traducido a 30 idiomas y éxito total desde su publicación en 1955.

La forma en que está escrito, utilizando dos voces: primera y tercera persona, las cuales se entremezclan constantemente en el escrito, nos narra la vida de Juan Preciado y de Pedro Páramo (su padre, al que nunca conoció). Pero lo más valioso del libro es ese realismo mágico que utiliza en todas sus páginas y nos hace caminar y conocer un pueblo fantasma y todos los personajes que allí habitaron.


Muchos sostienen que García Marquez tomó mucho de Rulfo para escribir sus libros y esta forma de narrar marcó su vocación por el realismo mágico. Un gran libro, casi diría yo que obligado para todos.

Juan Rulfo

domingo, 8 de enero de 2017

EL AÑO DEL VERANO QUE NUNCA LLEGÓ



                 Autor: William Ospina
·                     Nº de páginas: 304 págs.
·                     Encuadernación: Tapa dura
·                     Editorial: LITERATURA RANDOM HOUSE
·                     Lengua: CASTELLANO

“El mundo está cruzado de fantasmas, los montes están llenos de sus voces, las arenas no olvidan sus ciudades fantásticas; todo rincón de este suelo ha sido cuna y cementerio, y en la noche, mirando las estrellas, casi entendemos esos abismos hechos de ojos. El desierto es apenas el vestigio de ciudades que amaron y es extenuaron antes del tiempo, y en planetas lejanos hallaremos ciudades devastadas mucho antes de que la vida floreciera en la Tierra.”

Comentario por: Gloveta

En 1816 acaeció el verano más largo visto en Europa. Las cosechas se malograron. La oscuridad cubrió la tierra. Todo como una consecuencia de la erupción del volcán Tambora, en la isla de Sumbawa en Indonesia (5 al 11 de abril de 1815), que arrojó ochenta kilómetros cúbicos de azufre, cenizas y cristal en polvo, que permanecieron en el aire por mucho tiempo y afectaron el verano de Europa del año siguiente. Se perdieron cosechas y ha sido catalogada como la mayor hambruna del siglo XIX.

Como consecuencia de ello, en junio de 1816, la basta nube llegó a Suiza, enrareciendo el aire de Ginebra, ocasionando una total oscuridad de tres días, como una sola noche. Lord Byron había llegado de Inglaterra a pasar el verano en esta ciudad, para lo cual había alquilado “Villa Diodati”, a la cual había llegado con sus criados, y su médico personal, John William Polidori. A ellos se unieron otros personajes: Clara Clairmont, la cual había seducido a Byron por medio de cartas que le escribía, por lo que él aceptó invitarla, y ella a su vez llegó con su media hermana Mary Shelley y el novio de esta Percy Bysshe Shelley.

Cómo llegaron estos personajes a entremezclarse, enamorarse y además escribir los dos libros de terror más famosos, “Frankestein o el moderno Prometeo”, escrito por Mary Shelley y “El vampiro” escrito por John William Polidori, en los tres días de oscuridad, del 16 al 19 de junio de 1816, lo vamos conociendo a través de la lectura de este libro.

Escrito en prosa, que por momentos se vuelve poética, William Ospina nos lleva por los vericuetos de esta historia, que salpica con sus notas personales de viajes por Europa y América. Es como una novela entreverada con un cuaderno de viajes. Me encantó este libro que emana conocimiento y mucha investigación. Bien por William Ospina, excelente escritor. 

William Ospina

domingo, 1 de enero de 2017

Un viejo que leía Novelas de amor


Comentario por: Gloveta

El lenguaje tan agradable que usa Luis Sepúlveda en esta novela, hace que uno se encariñe rápidamente con ella, y de allí su éxito en lograr convertirse en best seller, con más de 18 millones de ejemplares vendidos desde su aparición (1989). Es una reflexión acerca de lo que hace el ser humano con la selva y en general con la naturaleza, el continuo desbastar, el atropello a los animales salvajes, la destrucción ecológica de nuestro mundo. Todo salpicado de una novela de amor en medio, o mejor, de la lectura de novelas de amor, de parte del protagonista Antonio José Bolívar Proaño, quien a pesar de su bajo nivel de escolaridad y de no poder leer al ciento por ciento, hace su mejor esfuerzo para gozarse estas novelas, las cuales sufre y llora.

Cómo llega un viejo habitante de un caserío, El Idilio, un pueblo remoto en la selva ecuatoriana, donde habitan los indios shuar, a aficionarse por este tipo de libros, cómo pudo hacer la escogencia por este género literario, quién le consigue los libros, es parte de la trama. Pero también lo es, y es lo más importante, conocer a los indígenas shuar, su hábitat, cómo cazan, cómo viven.


Este libro denota un gran conocimiento de la selva, haber vivido en ella y haber sufrido en carne propia sus desafíos. Muy buen libro, por el cual el autor se ganó el Premio Tigre Juan (1988) entre otros. Lectura recomendada.


viernes, 30 de diciembre de 2016

Historia de la Feria de Cali

Comparto este excelente video, dándole el debido crédito a su autor:

Video elaborado y producido por: Luisfer Martínez, para la página:


www.facebook.com/nostlagiasdesantiagodecali

video

viernes, 1 de julio de 2016

POEMAS DE AMOR

POEMAS DE AMOR
Por: Yolanda Delgado


LO ESPERABA

Tenía que llegar el instante
De abrirme el corazón a pedazos
Cortar de mi lengua las palabras
Amputarlas de mis manos
Y aceptar lo que la vida me depara

Nunca más un verso que nos una
No mas un sueño compartido,
Ni un dolor 
Jamás una mirada, un gesto, un ademán
No mas silencio entre las manos enlazadas
Ni comunión de almas

Viviré en penumbra
La mente cerrada
 El corazón marchito

Hay redoble de campanas
Es el instante supremo
Se abren los libros
Que escriben lo eterno
Llega
Para beberlo en copas de bacarat

EL OLVIDO





EL LETEO

Sin alternativa
Sin un hálito de esperanza
Caminaré sin descanso
Atravesaré desiertos y llanuras
Hasta llegar a beber
de El leteo
Una lápida esconderá tu nombre
En el cementerio de mis recuerdos





“ Si el silencio fuera blanco”
Laura Restrepo


Si el silencio fuera una nube blanca
Y no un potro
Fiera enfurecida que patea
Dentro de nosotros a cada instante
Y ataca con saña

Si llegara manso
En la niebla
En el frío de la tarde

Si no fuera un monstruo
Que acompaña en las noches
metido entre las sábanas
Vociferando palabras
Si fuera posible
Encerrarnos en un sitio hermético
Sin oír el tambor
De nuestras propias voces





RULETA

Sabía que no era el tiempo
No eran las manos
Ni el beso
No correspondían las palabras
No eras tú

No era yo
Nada encajaba
Y aposté a la ruleta rusa
Que dejó un cadáver de amor
Entre mis brazos